Efecto Dominó

Image

Siempre había creído en cosas como la suerte y en las coincidencias pero ahora veo que esos son pensamientos absurdos. Cada momento en particular tiene un propósito pues sin ese mínimo detalle otras cosas no ocurrirían o en algunos casos, si lo harían y todo se resume a las elecciones que tomamos.

Todos los problemas del mundo se resumen a esas pequeñas decisiones que tomamos día a día sin darles demasiada importancia.

¿Quieres saber porque existe gente rica y gente pobre? Existen porque a ti te gusta comprar los refrescos que has visto anunciados en la televisión.

Esa inocente decisión de comprar el refresco con el empaque mas lindo y que has visto en la TV hace que al menos 1000 familias se queden sin ingresos en el momento en que la empresa que no pudo costear un mejor empaque o un anuncio en la televisión tenga que cerrar operaciones por bajas ventas al no hacerle ni cosquillas a la franquicia multimillonaria que si puede pagarlo.

Irónico como el comprar un simple refresco pueda hacer que alguna de esas personas no consiga un empleo en meses y tenga que recurrir a la delincuencia para conseguir dinero y que tal vez mate a alguien mientras lo esta asaltando, quien a su vez dejara desprotegida a su familia dejándola sin ingresos.

Así es, tu refresco hizo que muchas familias sean pobres y que muchas personas mueran asesinadas diariamente.

Bueno tal vez exagere mucho pero el punto es, que cada decisión que tomamos tiene consecuencias y muchas veces (o casi siempre) tomamos decisiones simples sin detenernos a pensar en dichas consecuencias.

Dejenme contar una pequeña historia:

Una persona trabaja todos los días en una escuela como maestro de ingles. Cada noche antes de dormir prepara un sándwich y una malteada para desayunar al día siguiente durante el receso en la escuela.

Un día va caminando por la calle cuando se topa a una exnovia que tuvo hace algunos años y de la cual aun esta enamorado. Se saludan, se abrazan, hablan de todo el tiempo que ha pasado y finalmente el la invita a cenar para ponerse al día puesto que no se ven desde hace mas de 3 años. Van a un restaurante italiano en el cual están sirven una deliciosa lasaña boloñesa.

Horas antes, el repartidor de quesos de dicho restaurante hizo su entrega semanal y el encargado de recibir dichas entregas no puso la suficiente atención al revisar el pedido por estar hablando con su esposa por teléfono. Su esposa le estaba recriminando sobre el aire acondicionado que el olvido apagar al salir de casa. El solo firma de recibida la mercancía y procede a almacenarla. Lo que el no observo es que la fecha de caducidad de una barra de queso estaba pasada por algunas semanas por lo cual ya no era recomendada para consumo. Esta barra fue la que por “pura casualidad” se paso a cocina para preparar las lasañas de ese día, así que naturalmente la lasaña que nuestro querido maestro de ingles ordenó contenía de este queso.

El y su exnovia cenaron y luego de eso el pago la cena y después de ver que ella lo miraba fijamente a los ojos y de que toda la noche ella se había reído de todas las bromas insípidas que el contaba se dio cuenta de que tal vez, solo tal vez, ella quisiera algo mas que una cena, por lo que la besó. Un beso pasó a otra cosa y esa cosa a otra más lo cual culminó con la pareja teniendo relaciones en el departamento de ella.

Al día siguiente el partió a su trabajo, entró a su hora normal y empezó a dar sus clases de manera regular. Sin embargo a la hora del receso se dio cuenta de que no preparo su desayuno para ese día por lo que decidió que en vez de pasar su receso hambriento, iría a comprar algo al minimarket que estaba cerca de la escuela.

Entró, tomo unos panecillos y estaba por tomar un café cuando el efecto del queso hizo lo suyo dándole un terrible dolor de estomago.

Dejo sus comestibles y literalmente corrió al sanitario de la tienda a hacer lo que tenia que hacer.

El clímax de esta pequeña historia ocurre cuando al estar en el sanitario, entra un delincuente a asaltar la tienda. Amenaza al cajero quien en un ataque de pánico activa la alarma provocando al delincuente quien le propina un tiro en el pecho. Una mujer que estaba en un pasillo al ver la escena grita provocando que le den también un tiro. El delincuente al ver lo que acababa de hacer huye de la escena.

El maestro de ingles sale del baño y atestigua la escena, atónito a lo que sus ojos y oídos acababan de presenciar.

Creo que no necesito decirlo pero lo hare de cualquier manera, todo esto es obra de un efecto domino. Una cosa llevo a otra y sin una ficha de todo esto, el resultado seria totalmente diferente. Una sola cosa que hubiera cambiado y el escenario seria otro de las muchas combinaciones existentes.

  • Si el maestro no se hubiera topado a su exnovia, hubiera preparado su desayuno y para el todo seria exactamente normal. Resultado, el cajero muere.
  • Si la exnovia no hubiera devuelto el beso, el maestro hubiera desayunado en la escuela. Resultado, el cajero muere.
  • Si el maestro hubiera decidido esperar hasta la hora de la comida, no hubiera ido al minimarket. Resultado, el cajero muere.
  • Si el maestro no hubiese estudiado para enseñar ingles, no hubiera trabajado en esa escuela. Resultado, el cajero muere.

Pero si el maestro hubiera pedido otra cosa en lugar de lasaña, no se hubiera enfermado por lo que hubiera estado presente a la hora del asalto.

O si el encargado de los pedidos del restaurante italiano hubiera apagado el aire acondicionado en su casa, no hubiera estado hablando por teléfono y hubiera puesto atención al recibir la mercancía por lo que hubiera rechazado el pedido de queso. Por lo tanto la lasaña no hubiera estado mala y el maestro no se hubiera enfermado. El maestro hubiera estado presente a la hora del asalto. Resultado, inconcluso.

¿Porque inconcluso? Porque todo depende de esas decisiones que tomamos en el momento. Si el maestro ve al asaltante y no hace nada, el resultado es que el maestro muere junto con el cajero al recibir un tiro. Pero si el maestro decide HACER algo, el resultado es que nadie muere en ese momento y es el único escenario en el que el cajero conserva su vida. Así que mover o no mover un dedo si tiene sus consecuencias.

Esto es solo una historia y es un ejemplo muy tonto, pero piensa en todas las cosas en tu vida que han sucedido o peor aun, no han sucedido por alguna decision mas importante que cenar lasaña.

Ah y por si tienes dudas, todo es culpa tuya. Si no hubieses comprado ese refresco ese delincuente seguiría trabajando en la fábrica de refrescos y no hubiera tenido que matar a esa gente ya que no estaria desesperado por alimentar a su familia.

Espero puedas dormir bien esta noche con el remordimiento.

Gracias por tu tiempo!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s